muy feliz, muy rota.
Tal vez, esas dos palabras no eran 'Te amo', tal vez, esas dos palabras detrás de la postal eran 'Adiós, Park'.