muy feliz, muy rota.
Tal vez, esas dos palabras no eran 'Te amo', tal vez, esas dos palabras detrás de la postal eran 'Adiós, Park'.
Yo soy un desastre cuando me enamoro.(via mirame-a-los-ojos-conchetumare)